¡Ya está aquí el número 6! / Badago 6. zenbakia!

Puedes descargar el número aquí (Euskera) (English)

Los seres tienen una identidad antes de la eter­nidad, antes de la consumación de la historia, an­tes de que los tiempos sean cumplidos; mientras que aún hay tiempo, implica que los seres existen en relación, pero a partir de sí y no a partir de la totalidad.

Emmanuel LÉVINAS (1997)

La Sección Monográfica que proponemos des­de el Comité Editorial de la Revista Arkeogazte Al­dizkaria en su número 6 (año 2016) lleva por títu­lo Identidad, Alteridad y Arqueología. Identidad, porque podríamos conceptualizarla como “la idea que cada uno tiene sobre quién es y cómo es la gente que le rodea, cómo es la realidad en la que se inserta y cuál es el vínculo que le une a cada uno de los aspectos dinámicos o estáticos del mundo en que vive” (HERNANDO, 2002). Al­teridad, “condición de ser otro”, implícita en el significado propuesto para la primera. Y Arqueo­logía, para dotar de contextos materiales a los dos conceptos, relacionarlos e inferir posibles respuestas a los interrogantes que nos plantea el estudio de las sociedades humanas del pasado.

La Alteridad nos envuelve. Formamos parte de un mundo globalizado, pero desigual en términos de identidad y pertenencia grupal. Muchas de las construcciones identitarias sobre las que se basa nuestro sistema de valores actual reflejan el re­chazo al otro, al desconocido o al demonizado. Las noticias que se suceden mientras se redactan estas líneas vomitan información sobre los con­ flictos de moda1 y, ya sea por desconocimiento o juicio de valor (TODOROV, 1987), el discurso ofrecido destila alteridad en forma de generali­zaciones y condicionamientos acerca del otro y de nosotros mismos. Por ello podemos hablar de identidades excluyentes como piezas del engra­naje globalizador. Buena parte de estas exclusio­nes mentales están motivadas por el pensamien­to eurocéntrico y la perpetuación de prejuicios, fomentados desde los medios de información y los poderes políticos y económicos, que usan y manipulan los esquemas mentales de socieda­des enteras para ajustarse a intereses individua­les revestidos de interés general. Estos procesos suelen ser el producto de siglos de construcción identitaria, pero con la proliferación de la opinión instantánea y las redes sociales, dado su carác­ter de forjadoras y difusoras de opinión, pueden volverse rápidos y volubles. La individualización imperante en nuestra era de la información (CAS­TELLS, 1997) también parece un factor favorable en el auge de comportamientos excluyentes y prejuiciosos, que es precisamente lo que parece pregonar nuestra sociedad moderna.

Los trabajos publicados al respecto nos revelan que el tema tiene una amplia y actual producción científica. Algunos ejemplos recientes al respec­to son el III Congreso Interdisciplinar de Jóvenes Historiadores (ALDEA CELADA et al., 2012), orga­nizado por la Asociación de Jóvenes Historiadores (AJHIS) de la Universidad de Salamanca, un espa­cio de reflexión para no solo investigadores con­solidados, donde se debatió acerca de temáticas similares a las enunciadas, demostrando que las fuentes históricas y arqueológicas pueden arro­jar datos de gran relevancia acerca de la alteri­dad en sus múltiples causas, escenarios y facetas. También el II Seminario de Estudios sobre el Oc­cidente Antiguo (2-24 de Abril de 2014, Universi­dad Autónoma de Madrid) llevó por tema central Encuentros, Construcciones, Transformaciones: En torno a las Identidades del Occidente Antiguo, abordando, desde una perspectiva integradora tanto para investigadores noveles como sénior, diversas problemáticas acerca de la identidad y la etnicidad en el mundo mediterráneo antiguo. Un último ejemplo puede ser el 9th International Con­gress on the Archaeology of the Ancient Near East (ICAANE), realizado en Basilea en 2014, que tam­bién llevó en su programa una sección titulada Egypt and Ancient Near East – Perceptions of Alte­rity, cuyo objetivo fue esclarecer la percepción re­cíproca de estos pueblos y su estandarización en el registro arqueológico. Asimismo, desde nues­tra publicación venimos realizando una importan­te campaña, a través de secciones monográficas centradas en temáticas sociales –Arqueología Social (2011); Arqueología de las Desigualdades Sociales (2014); Arqueología del Conflicto (2015)-, de fomento y difusión de estas problemáticas, reci­biendo una gran respuesta por parte de profe­sionales e investigadores del área, que nos han mostrado diferentes escenarios con un recorrido cronológico del Paleolítico a la actualidad, abor­dando temáticas funerarias, sexuales, biológicas, arquitectónicas, de memoria histórica, coloniza­ción, etc. En efecto, las desigualdades sociales, el conflicto y la identidad/alteridad, aparte de ser conceptualmente multitemporales y multicau­sales (SAUNDERS, 2012), se revelan como temas en continua conexión que pueden (y deben) ser abordados desde los prismas arqueológico y an­tropológico (KROTZ, 1994), permitiendo de esta manera, en unas ocasiones ratificar lo teorizado acerca del pasado y, en otras, invalidar el discurso establecido y algún que otro mito historicista, cu­yas repercusiones llegan hasta el presente.

La Historia y la Arqueología han formado tradicionalmente parte fundamental de la cons­trucción de identidades y alteridades. No debe resultar desconocido para nuestros lectores aquello de que las fuentes históricas las escriben los vencedores, lo que implicaría un primer esca­lón en la alienación de los otros. A lo largo de la Historia de la Humanidad, el discurso histórico ha servido a los forjadores de identidades para inte­reses, cuanto menos, partidistas. La Reconquista española, la ocupación europea del continente americano o las construcciones de la memoria colectiva por parte de regímenes autoritarios contemporáneos sirvan de ejemplo. En todos es­tos procesos, la alienación de una porción impor­tante de los agentes históricos suele constituir el pretexto perfecto para asegurarse el apoyo popu­lar de las masas, construyendo pasados gloriosos, ideales y, por supuesto, ficticios (RUIZ ZAPATERO, 1994). La Arqueología tiene un papel importante en todo ello. Si bien la materialidad arqueológi­ca no miente, sus interpretadores, inmersos en su propia identidad enfrentada a otras, pueden tender a una interpretación del pasado interesa­da, contribuyendo aún más a la perversión de la realidad histórica, cuyo discurso nos llega, enton­ces, desvirtuado. Cuando una noticia arqueoló­gica procedente de los medios de comunicación de gran escala nos habla del no-descubrimiento de los restos mortales de Miguel de Cervantes (CORROTO, 2015), o de la cocina donde William Shakespeare debió escribir algunas de sus obras (COLLS, 2015), o de las evidencias arqueológicas del paso de Jesucristo por tierras palestinas2, es­tamos asistiendo a ejemplos de manipulación de los datos arqueológicos en pos de la creación de identidades contemporáneas que poco tienen que ver con la realidad histórica de los vestigios.

Pero no sólo existe construcción identitaria y alteridad en nuestros tiempos. Los pueblos del pasado también pudieron basar su identidad en las diferencias respecto al otro. Algunos ejem­plos de Identidad y Etnicidad entre sujetos his­tóricos investigados son las dicotomías grupales cazador-recolector/productor, civilizado/bárbaro, poblador urbano/poblador rural, o las identida­des biológicas en términos de sexualidad, géne­ro, enfermedad, etc. (SANTIAGO, 1998; JOVER MAESTRE y GARCÍA ATIÉNZAR, 2014). Si bien la Alteridad en la Prehistoria-Protohistoria ha es­tado basada tradicionalmente en la visión del bárbaro por parte de sus dominadores y, en ade­lante, por la historiografía asociada al fenómeno, existen otras visiones, emanadas de la Antropo­logía y la Bioarqueología, que han puesto énfasis en las diferencias de especie durante la evolución humana (un ejemplo de ello puede ser la imagen del Homo neanderthalensis por parte del Homo sapiens, tanto en la Prehistoria como en la histo­ria de la investigación paleoantropológica), o las construcciones identitarias basadas en la etnia o las características físicas de poblaciones determi­nadas. La propia identidad de los profesionales de la Arqueología juega un importante papel en los procesos de generación de alteridades e identida­des, ya que su interpretación y difusión de la ma­terialidad descubierta es lo que queda en el pen­ samiento colectivo de su sociedad (GONZÁLEZ ÁLVAREZ y ALONSO GONZÁLEZ, 2013; SÁNCHEZ MORENO y AGUILERA DURÁN, 2013). Desde el punto de vista de la Arqueología Postcolonial, el papel de los profesionales de la Arqueología pue­de no sólo obedecer al interés puramente cientí­fico de generar conocimientos objetivos, si bien en otras ocasiones los proyectos etnográficos y etnoarqueológicos pueden servir para visibilizar la historia y la cultura de comunidades minorita­rias y pueblos sin historia (GONZÁLEZ RUIBAL et al., 2011; FERNÁNDEZ MARTÍNEZ, 2012; AYÁN y GONZÁLEZ RUIBAL, 2014).

La Arqueología Histórica europea nos ha de­parado algunos casos de estudio sobre Alteridad en la Antigüedad basados en el proceso de ro­manización, la pertenencia étnica, la visión del mundo urbano/rural, la noción de extranjero, la extracción social o la incidencia de la propagan­da imperial romana (OREJAS SACO DEL VALLE y BELTRÁN ORTEGA, 2010; MARTÍNEZ MORCILLO, 2012). La presencia de fuentes escritas en este período puede ser objeto de estudios de cons­trucción identitaria, que pueden ser contrastados más tarde con las evidencias arqueológicas. La Tardoantigüedad, por tratarse de un período con movimientos demográficos de gran envergadura, puede constituirse como un foco de construcción de alteridades nuevas frente a las previas, en términos étnicos, religiosos, de ordenación del territorio, etc. (ECKARDT et al., 2014). En la Edad Media resultan de interés las identidades/alteri­dades basadas, entre otras variables, en la reli­gión y la homogeneización cultural de la pobla­ción, en consonancia con la construcción de los estados europeos. La confrontación Cristiandad-Islam es un sujeto de gran interés al respecto, ya que representa los primeros intentos del mundo europeo por expandir sus valores y mentalidad (GARCÍA-CONTRERAS RUIZ et al., 2015). Más adelante en el tiempo, la construcción de los es­tados absolutistas y parlamentarios puede consti­tuir un foco de producción de alteridades de gran interés. Como consecución de los proyectos na cionales medievales, en esta época se produce la demonización y disidencia de los agentes sociales contrarios a la conformación de los estados-na­ción, así como la expansión demográfica europea al resto del globo, generándose identidades con­trapuestas que llegan hasta nuestros días (mundo occidental “civilizado” frente a nuevas y alejadas realidades que deben ser fagocitadas cultural­mente en pos de su propio beneficio).

De igual manera, la ocupación del continente americano por parte de europeos (y africanos, aunque éstos obligados), ha generado un impor­tante discurso historiográfico basado en la inte­racción de los diversos agentes étnicos implica­dos (europeos, criollos, indios, esclavos negros, trabajadores asiáticos, etc.), cuya integración o exclusión forman pilares fundamentales en la construcción nacional de los países americanos (ECHEVERRÍA ALMEIDA, 1997; GNECCO, 2008). Al igual que en otras regiones del globo, la cues­tión indígena, su Etnoarqueología y sus procesos de aculturación (SALAZAR et al., 2009; HERNAN­DO y COELHO (Orgs.), 2013) conforman áreas de estudio de gran interés al respecto, ya que juegan un importante rol en cuestiones relacionadas con la identidad andina, brasileña, mexicana, etc. La conformación de comunidades multiculturales a través de la inmigración actual y subactual puede ser también un tema de relevancia en el imagi­nario colectivo americano (BALLINA, 2007) y ser estudiado desde la perspectiva arqueológica, evi­denciando de esta manera las tendencias y enfo­ques de los profesionales implicados.

Finalmente, las nuevas estructuras contempo­ráneas europeas, germen del pensamiento actual, como son la democratización de los estados y la creación de los modelos de sociedad republica­nos, socialistas-comunistas, fascistas, imperialis­tas y capitalistas, y más tarde con la globalización de las mentalidades, han generado un proceso de alienación de todo lo “no-occidental” y “urbano” como ajeno al progreso y, por tanto, diferente a “lo nuestro”. La generación de memorias histó­ ricas acerca del pasado reciente también resulta de interés al sujeto de la alteridad (HERNÁNDEZ GARCÍA, 2011; TEJERIZO GARCÍA, 2012; HOLTORF, 2015), ya que forma parte del corpus de creación de identidades nacionales y su contrapartida, la reacción social a construcciones identitarias aje­nas a capas de la población sensibilizadas con ac­ciones de recuperación de una visión histórica no sesgada (SELDES, 2011).

Presentamos, por tanto, un monográfico en el que se han recogido trabajos originales de inves­tigación que han cubierto muchos de los campos de estudio propuestos inicialmente. Tras la in­troducción, autoría de A. Hernando, en la que se tratan aspectos identitarios relacionados con las dinámicas de la oralidad, el estudio del cuerpo, la cultura material, la visión de género o el pro­pio concepto de persona, se aborda una sección monográfica con aportaciones como la de T. Agui­lera y A. Viaña, una reflexión teórica esencialista acerca de la otredad en la literatura histórica e historiográfica, con un componente arqueológico que vertebra el discurso. Por su parte, A. Vizcai­no aborda los mitos historicistas acerca del relato identitario del origen de la ciudad de Valencia. B. Marín nos acerca al (des)orientalismo en el seno de la identidad europea y la literatura de viajes del siglo XVIII. M.-T. Riquelme nos traslada, a tra­vés del estudio de la arquitectura residencial, a la sociedad burguesa decimonónica de La Huerta alicantina. B. Esperante nos informa de la puesta en valor popular de la tecnología agraria de la se­gunda ola de la industrialización (1890-1940) en la Galicia actual. Completa la sección monográfi­ca la entrevista a la profesora S. Hakenbeck (Uni­versity of Cambridge), que aborda, entre otros aspectos, las causas y efectos en la sociedad de las características aparentemente intrínsecas de ciertos grupos sociales, a través del estudio de las prácticas mortuorias, las interacciones sociales y la movilidad demográfica en Europa Central tras el desmantelamiento del Imperio Romano.

Como viene siendo habitual, además del Mo­nográfico, Revista ArkeoGazte Aldizkaria incluye artículos sin restricción temática agrupados en la sección Varia, que en este número corresponden, en primer lugar, al análisis del poblamiento y la explotación de los recursos de alta montaña du­rante el II milenio ANE, de M. Quesada; le sigue un artículo de Y. Costela en el que se aborda, con un enfoque de longue durée, la pervivencia y usos sucesivos de los monumentos megalíticos en el norte de la Península Ibérica durante las edades del Bronce y del Hierro. Finaliza la sección, bajo la mención II Concurso de TFGs, un estudio cen­trado en la despoblación del medio rural catalán bajo la óptica de la arqueología de la industrali­zación, con interesantes reflexiones acerca de la sociedad capitalista actual, sus limitaciones y pe­ligros.

Finalmente, las recensiones publicadas inclu­yen, bajo el epígrafe “Revisando los Clásicos”, una revisión de Arqueología de la identidad (A. Hernando), presentado por E. Moral, así como re­señas de obras de temática arqueológica recien­temente publicadas, incluyendo Memorias suje­tadas. Hacia una lectura crítica de los procesos de memorialización (S. Biassatti y G. Compañy, comps.), por A. González-García; Identidad y et­nicidad en Hispania. Propuestas teóricas y cultura material en los siglos V-VIII (J.A. Quirós y S. Caste­llanos, dirs.), por S. Prata; Arte rupestre paleolítico en la cueva de La Covaciella (Inguanzo, Asturias) (M. García-Díez, B. Ochoa, J.A. Rodríguez Asensio, eds.), por A. Lombo; y Arqueología Pública en Es­paña (J. Almansa, ed.), por S. Piedrabuena.

Esperamos encarecidamente que este nuevo número agrade a los investigadores de la Arqueo­logía más cercanos a la problemática de la iden­tidad/alteridad, e ilustre a los que lo sean menos acerca de estos temas complejos, que nos descu­bren las realidades del otro, a la vez que nos en­señan características del ser humano (y por tanto de nosotros mismos), que no son generalmente evidentes en el registro arqueológico, pero que sin duda estuvieron presentes en la formación de los depósitos arqueológicos, y tienen su corres­pondencia en la actualidad, por lo que merecen ser tratadas metódicamente, elaborando un dis­curso científico acerca del pasado libre de alteri­dades actuales.

Revista ArkeoGazte, Comité Editorial

Referencias/Erreferentziak

  • ALDEA CELADA, J. M.; ORTEGA MARTÍNEZ, P.; PÉ­REZ MIRANDA, I. y DE SOTO GARCÍA, M. R. (Coords.) (2012): Historia, Identidad y Alteridad. Actas del III Congreso Interdis­ciplinar de Jóvenes Investigadores. Her­gar Ediciones Antema. Salamanca.
  • AYÁN, X. M. y GONZÁLEZ RUIBAL, A. (2014): “Cul­tura material, etnicidad y colonialismo en Etiopía Occidental”. Anejos de Nailos, 1: 43-61.
  • BALLINA, S. (2007): “Arqueología de la alteridad en una comunidad de inmigrantes”. Pa­peles de Trabajo, 15: 9-32.
  • CASTELLS, M. (1997): La era de la información. Economía, sociedad y cultura. Alianza. Madrid.
  • COLLS, K. (2015): “Shakespeare’s kitchen discov­ered during archaeological dig”. Staf­fordshire University.uk [http://www.staffs.ac.uk/news/shakespeares-kitchen-discovered-during-archaeological-dig-tcm4288094.jsp. Consultado en diciem­bre de 2015].
  • CORROTO, P. (2015): “La arqueología circense en la búsqueda de Cervantes”. eldiario.es [http://www.eldiario.es/cultura/poli­ticas_culturales/busqueda-Cervantes-ar­queologia-circense_0_368513999.html. Consultado en diciembre de 2015].

 

Anuncios

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s